Cortitos y al pie.

Loading...

jueves, 20 de enero de 2011

Bancate ese defecto

Puedo esperar el taxi, puedo esperar el bondi, puedo esperar el delivery, puedo esperar una semana para ver otro estreno de los simpsons, puedo esperar el ascensor, puedo esperar a un pibe, puedo esperar que se descargue un archivo durante horas, puedo esperar al semaforo rojo para cruzar, puedo esperar que el quioscoman este media hora para darme el vuelto, puedo esperar plomeros o electricistas, puedo esperar cinco minutos dps de comer para fumar, puedo esperar en los baños del boliche cdo hay cola, puedo esperar sentada que venga volando por el balcón Cocomiel y me invite a jugar al criquet mientras nos fumamos unos finitos sin perder un gramo de paciencia.
Pero lo que definitivamente no voy a tolerar, es esperar en la cola de la farmacia mientras me entero de todos los males que padecen los vecinos de la zona (léase: problemas eréctiles, herpes, resfríos, mocos, hongos, eycaulación precoz, pérdida de cabello, hemorroides, piojos, forúnculos, llagas, infecciones, pus y más). No hay derecho.

17 comentarios:

  1. Yo venia con ese tema en la cabeza..
    y no mucho mas

    ResponderEliminar
  2. Falta que nos enteremos cual era el mal que te llevo a la farmacia..

    ResponderEliminar
  3. Dentro de poco, si las farmacias siguen popularizándose, los vecinos empezarán a competir sobre la gravedad de sus enfermedades. Un gran beso.

    ResponderEliminar
  4. jajajajajajaja
    yo quiero un comentario de petardo contreras en este post, yo creo que podria ilustrarnos mas del asunto por su laburo, vio...
    Las filas son una mierda, no hay que con darle, no existe situacion de conflicto mas insoportable de hecho!
    Buen finde!

    ResponderEliminar
  5. Justo estoy pensando un post de vivencias jajaj
    La gente es un bajón, las viejas contando como cagan, los hijos de las viejas hartos de escuchar como caga la madre, etc miles.
    El problema radica en que son viejos y están bastante solos, y si a eso le sumamos que no vienen a comprar zapatos y estan contentos, si no que vienen a comprar remedios con mala onda...
    Es secreto es el delivery y te evitas todo eso
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Te entiendo. Una vez en una playa escuché una interesante (y por demás ilustrativa) charla entre dos viejos sobre las hemorroides, que incluía forma, aspecto y tratamiento de las mismas.

    ResponderEliminar
  7. Y bueno... cada cual tiene sus propios límites. Yo no espero para comer en ningún restaurante.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Una espera en una sala de guardia de un hospital público puede ser muy educativa también. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. nunca pensé que después de todos los "puedo esperar" ibas a llegar a esa conclusión. Yo tampoco podría esperar escuchando ese tipo de cosas, pero por ahora no voy mucho a la farmacia, salvo cuando Farmacity tiene 2x1 en algo copado como las gomitas con sabor a eucaliptus. Te deseo más suerte cuando vas a la farmacia.
    adiós.

    ResponderEliminar
  10. Hola, este blog respira talento,sus entradas aún más...si te gusta la palabra musical,la palabra elegida en el tiempo,la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen sábado, besos variados.

    ResponderEliminar
  11. Interesante conclucion, levanto la mano por la caida del cabello, y si queres te hago compania para esperar a cocomiel!
    un beso grande!
    xx

    ResponderEliminar
  12. :)

    yo ni escucho lo que dicen cuando hago cola en la farmacia

    ResponderEliminar
  13. Lo que pasa es que a la gente le encanta hablar de sus enfermedades.
    A mi me gusta escucharlos, porque ver tanta gente que esta peor que yo me pone de buen humor.

    ResponderEliminar
  14. callate, vos esperás el delivery de la bonazzolla me lo has dicho más de una vez! jaja

    ResponderEliminar
  15. Querías farmacias :D
    Ahí acabo de postear!!
    Te lo dedico!
    Besos

    ResponderEliminar
  16. em, mentira, tampoco podes esperar 5min dps de comer para arrancarte otro pucho.

    ResponderEliminar

Tenga piedad